Balance

"Como hacerte saber que nadie establece normas, excepto la vida" Mario Beneditti.

What is honor compared to a woman’s love? What is duty against the feel of a newborn son in your arms… or the memory of a brother’s smile? Wind and words. Wind and words. We are only human, and the gods have fashioned us for love. That is our great glory, and our great tragedy.

—Aemon Targaryen, Game of Thrones (via katcortes)

(via catrocksyourworld)

bluesandman:

Qué curiosa inquietud la nuestra, que avidez de emociones, caprichosa montaña rusa en la que nos montamos, y el mundo gira y gira hasta que nos da vértigo, y a veces queremos bajarnos a la mitad, detener el tiempo en la cima o que se acelere sin premura cuando estamos abajo. 
Según nuestros estados de ánimo nos sentimos pequeñitos, desolado granito de arena en el desierto; o enormes, únicos, eternos e invulnerables. Dichos estados dependen de lo que vivimos, de nuestras emociones, de nuestros recuerdos, de nuestra propia interpretación, ya se sabe: el mundo propio siempre es el mejor. No podemos elegir nuestras emociones, pero a traves de nuestros pensamientos si podemos mejorar nuestros sentimientos, la subjetiva interpretación que le damos las grandes cosas que nos suceden y también a las pequeñitas. Por ello, mi humilde consejo es te esfuerces por adquirir un pensamiento abierto, luminoso, generoso, optimista, para que cuando llegue esa emoción nos pille con los ojos abiertos y el corazón en un puño.
Qué son nuestras emociones sino señales de alerta, semáforos que nos dicen detente, esta vez no, a ti no te toca bailar en esa fiesta; o que nos gritan adelante, no te lo pienses un segundo, lánzate sin freno al acantilado, atrévete a cumplir tus sueños. Quizás al final del acantilado solo haya duras piedras, frías y afiladas, puede ser, o tal vez no, puede que por una vez cambien tus planes, puede que un día todo sea diferente, puede ocurrir que, curioso milagro, caigan las barreras que nos separan, se estrechen las distancias, mueran los torpes complejos que nos paralizan y atenazan, en definitiva, puede suceder que en un instante salte la chispa, se encienda la llama, y sin decirnos nada triunfe una vez más el amor. Yo sé que así será.

Unas veces me siento 
como pobre colina 
y otras como montaña 
de cumbres repetidas. 
Unas veces me siento 
como un acantilado 
y en otras como un cielo 
azul pero lejano. 
A veces uno es 
manantial entre rocas 
y otras veces un árbol 
con las últimas hojas. 
Pero hoy me siento apenas 
como laguna insomne 
con un embarcadero 
ya sin embarcaciones 
una laguna verde 
inmóvil y paciente 
conforme con sus algas 
sus musgos y sus peces, 
sereno en mi confianza 
confiando en que una tarde 
te acerques y te mires, 
te mires al mirarme.
Mario Benedetti - Estados de ánimo

bluesandman:

Qué curiosa inquietud la nuestra, que avidez de emociones, caprichosa montaña rusa en la que nos montamos, y el mundo gira y gira hasta que nos da vértigo, y a veces queremos bajarnos a la mitad, detener el tiempo en la cima o que se acelere sin premura cuando estamos abajo. 

Según nuestros estados de ánimo nos sentimos pequeñitos, desolado granito de arena en el desierto; o enormes, únicos, eternos e invulnerables. Dichos estados dependen de lo que vivimos, de nuestras emociones, de nuestros recuerdos, de nuestra propia interpretación, ya se sabe: el mundo propio siempre es el mejor. No podemos elegir nuestras emociones, pero a traves de nuestros pensamientos si podemos mejorar nuestros sentimientos, la subjetiva interpretación que le damos las grandes cosas que nos suceden y también a las pequeñitas. Por ello, mi humilde consejo es te esfuerces por adquirir un pensamiento abierto, luminoso, generoso, optimista, para que cuando llegue esa emoción nos pille con los ojos abiertos y el corazón en un puño.

Qué son nuestras emociones sino señales de alerta, semáforos que nos dicen detente, esta vez no, a ti no te toca bailar en esa fiesta; o que nos gritan adelante, no te lo pienses un segundo, lánzate sin freno al acantilado, atrévete a cumplir tus sueños. Quizás al final del acantilado solo haya duras piedras, frías y afiladas, puede ser, o tal vez no, puede que por una vez cambien tus planes, puede que un día todo sea diferente, puede ocurrir que, curioso milagro, caigan las barreras que nos separan, se estrechen las distancias, mueran los torpes complejos que nos paralizan y atenazan, en definitiva, puede suceder que en un instante salte la chispa, se encienda la llama, y sin decirnos nada triunfe una vez más el amor. Yo sé que así será.

Unas veces me siento 

como pobre colina 

y otras como montaña 

de cumbres repetidas. 

Unas veces me siento 

como un acantilado 

y en otras como un cielo 

azul pero lejano. 

A veces uno es 

manantial entre rocas 

y otras veces un árbol 

con las últimas hojas. 

Pero hoy me siento apenas 

como laguna insomne 

con un embarcadero 

ya sin embarcaciones 

una laguna verde 

inmóvil y paciente 

conforme con sus algas 

sus musgos y sus peces, 

sereno en mi confianza 

confiando en que una tarde 

te acerques y te mires, 

te mires al mirarme.

Mario Benedetti - Estados de ánimo

(via macanudodeliniers)

Anonymous asked: Buddha says "you can only lose what you cling to" can you explain a little more ?

purplebuddhaproject:

According to the Buddhist point of view, nonattachment is exactly the opposite of separation. You need two things in order to have attachment: the thing you’re attaching to, and the person who’s attaching. In nonattachment, on the other hand, there’s unity. There’s unity because there’s nothing to attach to. If you have unified with the whole universe, there’s nothing outside of you, so the notion of attachment becomes absurd. Who will attach to what?

Namaste,

Forrest Curran